jueves, 30 de mayo de 2013

POLVAZOS PRIMAVERALES. PICO DEL CIRCO (2.289 METROS)

Vamos por partes. La idea inicial era hacer Canal Roya, al final nos decantamos por el Pico del Circo, que lo hemos bautizado de esa manera hasta que averigue cuál es el verdadero nombre, si es que lo tiene... Si alguno lo sabe por favor que me lo facilite mediante un comentario.

Y lo de "polvazos primaverales", como supondreis (ya claro jajaja) es porque nos encontramos con una nieve polvo recién caída de muy buena calidad.

Esto sucedió el pasado sábado 25 de mayo. Como siempre, nada sale como lo inicialmente pensado.... Toda la semana esperando el momento de que llegara el domingo, pues estaba anunciado unas condiciones buenísimas para hacer montaña. Pero el viernes a las 19:00 me doy cuenta de que el domingo tengo un compromiso irremplazable, así que a la carrera le llamo a Julen, le cuento lo que sucede y le doy la opción de ir a alquilar a toda leche el equipo, hacer la mochila y tirar millas hacia la casa de Aitor en Biescas. No me pone ningún problema, este también se apunta a un bombardeo si hace falta.

In extremis alquilamos todo, un equipo aquí y el otro lo alquila Aitor en Jaca, seguramente de malhumor por haberle despertado de su placentera siesta y hacerle salir a la calle...grande Aitortxu!!
Madre mía...menudo rollo y todavía no he contado nada.

Dormimos pocas horas y el sábado prontito nos dirijimos hacia el Portalet. En Biescas despejado, pero a medida que vamos llegando a la divisoria van apareciendo más y más nubes. Solo hay un coche en el aparcamiento que hay pasando un kilómetro de la frontera. Me bajo para charlar un poco con el hombre, que también va a hacer travesía. Solo me dice que va al Peyreget, pues hay una ventisca de mil pares de narices, así que le deseo suerte y me vuelvo para el coche. Aquí difícil disfrutar haciendo algo...
Pasando la frontera.

Valoramos el asunto y decidimos ir al parking del Portalet de la estación de esquí (o parque temático, como quieran ustedes llamarlo). Decidimos seguir la pista de "Canal Roya", que nos protegerá del furioso viento norte que sopla en la zona. Así que nos preparamos y comenzamos. Es la primera vez que Julen se pone unos esquís (con la tabla anda mucho y bien el tío...), mientras que Aitor ha decido subir en raquetas y portearse la tabla.


Vamos despacito para que Julen vaya cogiendo sensaciones. Parece que quiere mejorar el tiempo...cosa que no sucede,jeje.
Nieve ya desde el inicio

Por delante se ve el tema bastante oscuro, a ver qué tal...




Nosotros seguimos a lo nuestro, tranquilitos que no hay prisa. Ya vemos el collado donde acaba la pista, al que se accede por una palita en la que pongo las cuchillas por si acaso.


Aupa bikote!!!
En el collado podemos observar y casi alcanzar con la mano el Anayet
Aitor con la mole detrás.
Giro la cabeza a la izquierda y veo un piquito, una prominencia que se eleva. ¿Por qué no subir ahí para ver qué vistas nos ofrece?
¿No tiene mala pinta, verdad?
Aitor me sigue, Julen, por su parte, dice que ya ha tenido suficiente y que nos espera en el collado. Los últimos metros los hago sin esquís.
Aitor viene por detrás

Y cima






A partir de aquí, ya se sabe, quitar pieles, prepararse...y para abajo!!!! Le damos unas nociones básicas a Julen pero no hay manera, el pobre si no se cayó treinta veces.... afortunadamente no se hizo daño en ninguna. Pero me parece que la próxima vez se porteará la tabla, verdad Julen? Aitor y yo, por supuesto, íbamos con él, el espectáculo circense acababa de empezar....y lo rematé yo en un salto en el que me fui de cara contra la nieve, el piñazo del día, sí señor. Una buena manera de solidarizarme con Julen,jajaja. También, sin consecuencias. A todo esto, la nieve de lujo. Ahí van unas fotitos, las malas son de la camara de Aitor, todo un castigo para la vista.

Servidor, vaaamos!!
Autoretrato de Aitor
Una de tantas del pobre Julen...
Ánimo!!!
Haz la cuña txalao!!!
No podía faltar la foto final



Y a continuación, tomar algo...

Por último os dejo un par de videos del sufrimiento que soporto el chavalote. Lo mejor de todo, la conversación:
Julen: Se me juntan los esquís!!
Se cae... y le dice Aitor:
-Ahí tienes que aprender a girar!
Jajajajaja, está hecho todo un pedagogo nuestro Aitor,jeje.
video

video
Y esto es todo, muy contentos por estar a finales de mayo haciendo esquí de travesía con nieve de calidad.

lunes, 27 de mayo de 2013

Agur eta eskerrik asko SAN MAMES

Después de cien años de historia, ayer domingo 26 de mayo tocaba despedirse de La Catedral en el último partido oficial que disputó el Athletic Club en dicho campo.
Últimos momentos en La Catedral.
 Este centenario estadio a acogido partidos que han pasado a la historia, ha visto al Athletic alzarse con títulos, en su siempre cuidada hierba han jugado jugadores de leyenda,...

Personalmente, son un montón de recuerdos relacionados con San Mamés los amontonados en mi mente. Desde mi primer partido cuando tenía unos cuatro años (sí, todavía me acuerdo) al cual me llevaron mi aita y mi tío Manolo (Athletic 1-Celta 1), hasta el encuentro de ayer.

Entre medias, momentos vividos en el campo difíciles de olvidar. Momentos de angustia cuando las cosas no salían bien, pero sobre todo destacan los buenos ratos, como por ejemplo el partido de semifinal de Copa contra el Sevilla (3-0 e invasión de campo incluida al final), o los partidos de Europa League de la pasada temporada contra el Manchester United y Sporting de Portugal.

No solo me quedo con los partidos, ya que también tienen una carga importante de emotividad determinados momentos, como por ejemplo la primera vez que llevé a San Mamés a mi primo y ahijado Jon Mikel, o la primera vez que fuimos juntos mi ama y yo, o el abrazo que nos dimos ya en la calle Maitane y yo cuando nos clasificamos para la final de la Europa League, innumerables anécdotas vividas con los amigos antes, durante y después de los partidos, la antes comentada primera asistencia mía a San Mamés siendo un mocoso junto a mi tío y mi aita,...

Pero todo tiene un final, y ayer hubo que despedirse de La Catedral del fútbol, donde acudí por última vez junto a Urtzi.

 Final del partido y de los actos de despedida. La gente empieza a salir del campo. Es momento de recorrer con la mirada por última vez el estadio y decirle... "Agur eta eskerrik asko SAN MAMES".

lunes, 20 de mayo de 2013

BURDIN HESIA Mendi Lasterketa

Si me pidieran que hiciera un recorrido para una prueba de trail, creo que poco o nada variaría del presentado para la "Burdin Hesia Mendi Lasterketa-Carrera de Montaña Cinturón de Hierro". 25 kilómetros y 1.100 metros de desnivel positivo a recorrer el próximo 30 de junio.

Cada vez que lo pienso, más me parece que está hecho expresamente para mi, ya que es uno de mis lugares de entrenamiento favorito. De hecho, la primera tirada larga que realicé hace ahora un año, fue muy similar al de esta carrera. Me apetecía mucho unir corriendo por el monte mi casa de Galdakao con la casa de los aitas de Maitane, en Llodio. Me salieron unos 31 km.

Pero la Burdin Hesia ML parte desde Bilbao, desde el Arriaga concretamente, para iniciar la subida al Pagasarri por Larraskitu. Sin duda, la ruta más habitual de los montañeros del Botxo. Una vez en las campas del Pagasarri tomarán dirección al Ganekogorta, techo de la carrera con sus 998 metros. La cuesta del suspiro hará sudar a todos los participantes, mientras que después de ésta la subida sin descanso alguno hasta la cima del Ganeko puede hacer sufrir bastante a los valientes corredores que se den cita en este trail.

A partir de aquí, bajarán por el collado que separa el Ganeko del Pajero en una bajada bastante técnica para llegar a Santa Lucía. A continuación, ya en territorio laudiotarra se pasará por el Kamaraka y el Goikogane. Es por aquí donde cruzarán y podrán ver restos del Cinturón de Hierro construido para proteger Bilbao del bando nacional durante la Guerra Civil. En esta zona se podrán observar antiguos nidos de ametralladoras y restos de trincheras, algunas de ellas reconstruidas.

Los últimos kilómetros son de bajada, desde el Goikogane hasta el barrio de Isasi, y de aquí hasta la meta situada en el Parque Lamuza.

En esta primera edición de esta carrera no podré participar. Cuestión de fechas. Una pena, pero tendré que esperar un año... Os deseo mucha suerte y que disfruteis a todos los que os animeis.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Tologorri (1.068 metros)

Ayer martes siete de mayo nos juntamos Txola, Caba y yo para dar un paseíto por el monte. La idea era recorrer gran parte de la sierra de Gorobel, pero antes de empezar decidimos que solo íbamos a hacerle una visita al Tologorri. El fin de semana hemos estado la cuadrilla de despedida y todavía no nos hemos recuperado por completo,jeje. Así que la travesía por la sierra la dejaremos para otra ocasión.

El punto de partida, donde dejamos el coche, es en una especie de aparcamiento que hay justo antes de llegar a Lendoño Goikoa. Desde aquí ya divisamos el siempre imponente Tologorri.

Por una pista bien marcada comenzamos a andar y a ganar altura poco a poco.


Enseguida nos internamos en un bosque de hayas, un bosque que parece encantado. Aquí la pendiente se acentúa y comienzan a caer las primeras gotas de sudor. Entre el viento sur y la humedad la sensación de bochorno es algo agobiante.

Poquito a poco, tropezón a tropezón como en la siguiente foto Txola, vamos avanzando.

Llegamos a la "piedra del cojo", una roca de la que se dice que servia de descanso a un pastor de la zona.
Txola y Caba en la piedra.




Ya queda poco para que salgamos del bosque.


 Salimos del hayedo y comenzamos a andar por la denominada "Senda Negra", una travesía horizontal espectacular que nos llevará hasta el portillo de La Barrerilla pasando por los paredones del Bedarbide.

 Desde la Senda Negra la cara del Tologorri se va tornando más amable.

Subimos unos metros para acceder al Portillo de la Barrerilla, y rápidamente nos abrigamos porque hace un viento bastante fuerte.





Pasamos por la fuente de Tologorri, ya nos queda muy poquito.




Tenemos compañía




Por ahí, debajo de la roca, transcurre la Senda Negra. Hay que tener cuidado porque una caída es fatal.

Llegamos a la cima y nos hacemos las fotos de rigor.



Pronto nos volvemos a la zona de la fuente ya que está más resguardada del viento. Aprovechamos para degustar algo de queso, tortilla de patata,etc.


La vuelta la hacemos siguiendo la misma ruta de subida, que curiosamente coincide con el tramo de carrera hasta Lendoño que hice en la Amurrio Trail Lasterketa
Al final son unos 8.5 kilómetros y 550 metros de desnivel positivo.

lunes, 6 de mayo de 2013

Surf

Retomo con esta entrada, dedicada al surf, el tema de mi retrospectiva en lo que al deporte se refiere.

Antes que el surf, como muchos otros, mis primeros deslizamientos por las olas los hice con un bodyboard, es decir, yendo tumbado sobre un "corcho".

Que buenos momentos cuando éramos adolescentes y no existían las previsiones a través de Internet que tenemos hoy en día. Nos montábamos en el metro para dirigirnos a Sopelana sin saber qué nos íbamos a encontrar. A veces acertábamos, muchas otras, no, pero al fin y al cabo todo formaba parte de la aventura. Primero Euskotren hasta Bolueta, luego metro hasta Larrabasterra y después cargado con la mochila, el bodyboard y las aletas hasta la playa. Lo peor era la vuelta ya que el peso se multiplicaba por culpa del traje mojado.

A los dieciocho años, ya con coche (el de mi aita, mejor dicho) pasé el verano en la playa de Laida trabajando como socorrista. Y allí, por fin, probé a surfear una ola de pie. Lo hice con el tablón de rescate, pesado como él solo e imposible de maniobrarlo. Hice mis pinitos en el surf únicamente durante los tres veranos que estuve en Laida. Después, durante un par de años, me dediqué al remo, pero eso será otra historia.

Con veinticuatro años casi a la vez Jonlo, Zigor y yo nos compramos una tabla de segunda mano cada uno y comenzamos a ir a surfear con frecuencia por la costa de Bizkaia y Cantabria principalmente. Momentos irrepetibles aquellos en los que a veces íbamos en el coche que tenía Zigor, un Citroen Saxo, cargados con las tres tablas. Imaginaos, hasta que llegamos a la playa no éramos capaces de vernos las caras entre nosotros.

Poco a poco fuimos mejorando y nos hicimos con tablas más pequeñas que nos permitieran girar con más facilidad. En mi caso, Maitane, con su primer sueldo me hizo un pedazo de regalo, ni más ni menos que una tabla de surf hecha a medida. Va de lujo y la tengo como nueva todavía aunque sean ya muchos baños en los que la he utilizado.

De repente, llegó un momento en el que nos metíamos en sesiones de surf cada vez más exigentes, con olas bastante grandes...demasiado para el menda, que pasó miedo durante muchas sesiones. Intenté remediarlo volviendo a surfear en olas pequeñas, pero el daño ya estaba hecho. Consecuencia: estuve algo más de año y medio sin hacer surf. Hasta que hace dos años y de nuevo físicamente en forma, volví a desempolvar las tablas y los trajes para darle otra vez al surfing. Y sin duda, esta puede que sea la mejor etapa, en la que más disfruto de las olas. Al haber vuelto la confianza he notado que mi nivel ha aumentado y he surfeado en olas cada vez más grandes y con relativa tranquilidad.

A continuación os dejo unas fotos de la última sesión en la que coincidimos los tres...que siga la fiesta!!!
Zigor y Jonlo