jueves, 29 de agosto de 2013

Va de récord

Seguramente ya os habreis enterado del récord de Kilian Jornet en el Cervino. Saliendo desde la localidad de Cervinia llegó a la cumbre de esta preciosa montaña en 1 hora y 56 minutos. Volvería de nuevo al pueblo cuando el crono marcaba 2 horas y 52 minutos. El anterior récord lo ostentaba desde el año 1994 Bruno Brunod con 3 horas y 14 minutos. Dejando de lado si ha tenido ayuda externa (comida y líquido por el camino, si le han fijado muchos tramos de cuerdas fijas,etc.), me parece poco menos que increible, una barbaridad lo que ha hecho este deportista.

Personalmente me quedo con la marca de Bruno, que es solo 22 minutos peor que la del corredor de Salomon. Pero el italiano lo hizo en el año 1.994, cuando los materiales no estaban tan desarrollados como ahora. Es más, el bueno de Brunod se paró para ponerse unos pies de gato. Toma ya!!
Me encanta!!

Probablemente ya habreis visto los vídeos desde el helicóptero donde llega a la cima y empieza a bajar deslizándose sobre neveros como un auténtico kamikaze. Pues aquí os pongo otro vídeo, esta vez grabado desde el refugio. Será por ser mediático o por la envergadura de este récord en el cual se congregó todo el pueblo en las inmediaciones de la iglesia...pero que molesto escalar y luego bajar esta pedazo de montaña con el ruido ensordecedor del helicóptero. En fin...

Fijaos en lo que os acabo de comentar, como estaba la zona hasta los topes de gente para ver llegar a Kilian...


Y bueno, cambiando de tema pero no de protagonista. Ya sabeis que recientemente hemos estado Maitane y yo en el Kilimanjaro, techo de África con sus 5.895 metros. Pues bien, ¿Sabeis quién tiene el récord de ascenso y descenso a dicha montaña? Otra vez Kilian... aunque si nos lo hubieramos propuesto Maitane y yo lo habríamos batido,jajajajaja, pero decidimos tomárnoslo con calma y disfrutar de las vistas,jejeje. Bromas aparte, en el siguiente vídeo podemos ver, no sé como decirlo, digamos que a un Kilian Jornet más humano, más terral, que sufre el hachazo de la altura a los 5.000 metros.
En cualquier caso, lo que a unos nos lleva unos días, él solo necesitó 7 horas y 14 minutos (5 horas y 23 minutos de subida).

Pues nada, a ver con que nos sorprende la próxima vez...

martes, 27 de agosto de 2013

Pastorekorta ( 596 metros )

El Pastorekorta es la cima más oriental de la cordillera del Pagasarri. No es un monte muy visitado, pero a cambio ofrece unas buenas vistas.

Maitane y yo decidimos comenzar la excursión desde Basauri, desde el barrio de Basozelai concretamente.

Enseguida pillamos la pista que sale a nuestra derecha.

Rápidamente vamos ganando metros, dejando Basauri ahí abajo.

Llegamos a un collado y a la derecha tenemos la breve subida que nos llevaría hasta el Gaztelu (250 metros), que a día de hoy está inaccesible debido a la poblada maleza (esperemos que lo acondicionen). Nosotros, sin embargo, giramos a la izquierda, dirección al Malmasín.
Malmasín
 Podemos ver el Pastorekorta, con esas nubes que no se acaban de disipar.

Llegamos al barrio bilbaino de Buiagoiti, donde desaparece la pista y seguimos andando por asfalto.

Ahora toca perder unos cuantos metros, hay que cruzar el puente que va por encima de la autopista.

Una vez pasado el puente, por la izquierda iríamos bordeando el Consorcio de Aguas. Pero nosotros vamos por la derecha, directos a subir un duro repecho de asfalto.

Así hasta llegar hasta este cartel, donde pillamos la senda que tanto me gusta.



La pena es que al de unos siete minutos se acaba esta senda. Pasamos a andar por una pista.

Maitane me lleva a un ritmo muy alto, la verdad que me cuesta bastante andar rápido...así que con la excusa de sacar fotos voy haciendo paradas para reponerme,jeje.
De ese collado venimos, Gaztelu a la izquierda y Malmasín a la derecha.
Seguimos la pista dirección al bosque.


Ahora abandonamos el camino principal, que es más cómodo, para salirnos y pillar una senda que gana altura en pocos metros. Aquí Maitane me sigue sacando los colores...



Volvemos a salir a la pista principal

Pronto llegamos al área recreativa del Pastorekorta.

Y unos metros más adelante ya nos encontramos en el collado del Pastorekorta, también conocido como Collado de Olazuzeta.

Nos vamos acercando a la base de la última pala, que resulta tremendamente dura. Son tan solo unos 300 metros de longitud, pero en los que se deben salvar 120 metros de desnivel aproximadamente.



Hacemos un descansillo antes de comenzar la subida, y como somos del mismo Bilbao, me suelta Maitane: "A que subo hasta el segundo árbol corriendo?"
"Te apuesto una comida a que no lo haces"-le respondo.
Bueno, comentar que he perdido la apuesta. Subió más arriba del tercer árbol, la pena es que se me agotó la batería de la camara, por lo que las siguientes fotos son de otro día que estuve entrenando por la zona. Ahí va lo que pude grabar de vídeo:
video

Intento dejar el pabellón alto, pero empiezo a correr y al décimo paso tengo que parar...la moza todavía se está riendo de mi,jeje. Bueno, lo que cuenta es que al final llegamos buzón y al vértice geodésico que se encuentran en la cima.
El cordal que lleva primero al Pagasarri y luego al Ganeta.

Bilbao


Upo y Artanda.
Goikogane y Kamaraka.

Biderdi y Ganekogorta.

Buzón

Hemos subido por la vertiente norte, mientras que bajamos por su lado sur.

Enseguida giramos a la derecha y bordeamos el Pastorekorta por su vertiente oeste. Rectos iríamos hacia Arrigorriaga.

La pista que nos lleva de nuevo al collado es muy cómoda.

Collado.
Y de aquí hasta Basauri por el camino de ida. En total nos salió 15,5 kilómetros y calculo que unos 750 metros de desnivel positivo. Y digo "calculo" porque el gps me ponía que fueron 1.050 positivos (está mal seguro).


jueves, 22 de agosto de 2013

6º día. Horombo Hut (3.720metros) - Marangu Gate (1.840metros)

Viene de aquí.

23-06-2013

Hoy en teoría nos espera, en nuestró último día cerca del Kilimanjaro, una plácida jornada en la que perderemos dando un paseo de 22 kilómetros casi dos mil metros de desnivel. Y precisamente por eso, ha sido mi peor día desde que llegué. Dos mil metros son demasiado para mis frágiles oídos, por lo que me han empezado los dolores y no me han abandonado hasta que hemos llegado a Arusha.

Nos despertamos en Horombo con un día espléndido, pues el mar de nubes se encuentra más abajo.


Nos ponemos en marcha y al de un rato, después de volver la vista un millón de veces para observar nuestro querido Uhuru Peak, hago la última foto en el que veremos por última vez un trozito de esta montaña que tanto nos va a marcar y que nunca olvidaremos lo vivido en ella.
Atrás...una manchita blanca

Hoy se nota que Maitane lleva mejor cara que ayer,jejeje.


Nos adentramos en las nubes, y consecuencia de éllo nos mojamos un poquito, no hay problema.


Antes de llegar a Mandara Hut (2.720 metros), nos desvíamos para visitar el cercano cráter de Maundi.



En Mandara hacemos una parada para comer algo, aunque la verdad es que no tenemos mucha hambre. Nos fijamos en que hoy sí que hay bastante movimiento en el campamento.

Reanudamos la marcha y al fin llegamos a Marangu Gate, donde hace seis días comenzábamos a construir este sueño. Ahí nos dan nuestro más que merecido diploma que acredita nuestra ascension y nos hacemos la foto de grupo antes de despedirnos de algunos integrantes de la expedición que aquí nos abandonan, entre ellos el majísimo Mohamed.


Con el diploma
Y aquí se acabó esta historia, nuestra primera parte de la Luna de Miel. A continuación nos llevaron al hotel en Arusha, donde dimos buena cuenta de una pedazo de cena. También llamamos a la familia (se les echaba de menos) para comentarles que habíamos llegado a la cima (alguno le debe una jamada a Maitane...) y que estábamos bien. Y como no...darnos una gran ducha y dormir en una buena cama... Mañana volaremos a Nairobi para comenzar con el safari.

lunes, 19 de agosto de 2013

II Vuelta del Último Bucardo. Crónica

Si tuviera que calificar este trail con dos adjetivos emplearía los siguientes: Dura y espectacular.
Una dureza que los numerosos voluntarios (todo el pueblo de Linás de Broto) ayudaban a sobrellevar con sus ánimos y sus atenciones para con los participantes. Muchas gracias a todos.

Resulta frustrante saber que, alguien como yo, siempre instalado en la parte media-baja de las clasificaciones, este día va a ser difícil poder pelear por un mejor resultado por culpa de las dichosas ampollas en los talones. Es desesperante. Pero creo que la ocasión lo merece, ya que es la primera parada de mi proyecto Trail Solidario, donde la donación en función de los kilómetros corridos irán esta vez para ASPANOA (Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón). Así que el componente competitivo, en cierta manera, se puede quedar un poco apartado, aunque no dudeis de que me esforzaré al máximo en carrera.

A las nueve de la mañana se da inicio a la prueba con buena climatología, sol pero con una ligera brisa que hace que sea una gozada correr. En la línea de salida dos auténticos campeones, Raúl García Castán y Luis Alberto Hernando, a la postre segundo y primer clasificado respectivamente. En chicas ganaría Leire Fernández, seguida de Maite Maiora.
A primera hora de la mañana.


Durante los primeros metros corremos por el prado para que se estire un poco la carrera, pues rápidamente nos ponemos en fila de a uno porque nos encontramos trotando por una estrecha senda.
Foto:Teresa

 Después ya salimos a una pista más ancha con continuos sube-bajas corribles. Los primeros cinco kilómetros los hago relativamente rápidos. En este km. tenemos uno de los muchos (perdí la cuenta) avituallamientos líquidos que había. Sólidos tuvimos tres o cuatro, más que suficientes. Después de correr gustosamente por la "pista de la selva", la cosa se pone interesante para subir al "Sarrato de Yosa". Las piernas empiezan a ponerse duras. Las siguientes dos fotos son de Joaquín.


 De aquí comenzamos una generosa bajada haciendo zetas gozando del fresquito del bosque, me encantó este tramo. Llaneamos un poco y antes de girar a la izquierda hay un grupo numeroso de público con la lista de participantes en la mano. Leen como me llamo y comienzan a animarme por mi nombre (a partir de ahí ya sería algo habitual tanto en avituallamientos como en puestos de control). Y que quereís que os diga, que puede parecer una chorrada pero para mi no lo es, ya que a parte de ser una manera de insuflarte ánimos, también es buen modo de que se cree un vínculo entre corredor-voluntario-espectador. A todo esto, a parte de los gritos de ánimo, un chavalín se encarga de recordarme que empieza la subida al Pelopín (2.007 metros) con un "Venga Arkaitz, 850 metros de desnivel positivo en algo más de 3 km.!!!". Un crack!

Así que empiezo la subida de la única manera que se puede hacer, andando. Voy bastante torpe, tropezándome contínuamente con piedras. Y por supuesto, sudando la gota gorda. De vez en cuando miro hacia atrás para deleitarme con las vistas de muchos de los tresmiles de Ordesa, que preciosidad. Aunque vaya sufriendo, también hay tiempo para darle al palique con diferentes compañeros-rivales, que si uno de Valencia que ha estado entrenando unos días por la zona, que si con otro que va justo de entrenamientos, etc.
Foto:Teresa

Foto:Teresa


De la subida a este monte poco puedo decir, ahí están los números. Aprovecho a cruzar unas palabras con Monrasín, del blog Corriendo por la Sierra. Hace unos días leía una entrevista que le hacían los de la web de EUSKALTRAIL, en donde hablaba muy bien de esta carrera y que yo me quede con una palabra que dijo refiriéndose a élla, "asequible". Y aquí estamos los dos, el genial Monrasín sacándome (a mi y a todos) unas fotos mientras voy subiendo sufriendo de lo lindo. Ahí van las fotos que me hizo:





En plena faena. Foto: Soci

Toco el hito cimero e inicio el descenso con sumo cuidado. A pesar de las magníficas vistas, es aconsejable no levantar mucho la cabeza, pues hay que tener cuidado en un primer tramo herboso con algunos agujeros y escalones. Luego el descenso prosigue en una pista en el que se debe seguir muy concentrado para no torcerte un tobillo con una de las innumerables piedras sueltas. Por si esto fuera poco, ya se me han reproducido las ampollas en los pies, por lo que bajo frenando y tratando de no apoyar los talones en el primer impacto. Vamos, todo un derroche de técnica de "cómo no correr". Incluso tengo que parar para sacarme una piedrecitas de las zapatillas.

Todavía nos queda superar otra tachuela que a estas alturas de la mañana se hace muy dura, porque no os voy a engañar, estoy revantado. A pesar de todo, siempre hay lugar para agradecer y corresponder con una sonrisa los ánimos recibidos.

 A continuación iniciamos el descenso que nos devolverá a Linás de Broto. Perdemos altura por una senda pedregosa que hace que tenga un par de torceduras sin consecuencias. Decido tomármelo con tranquilidad para evitar males mayores (no se ha acabado todavía la temporada) y porque me duelen ya mucho los pies, así que me adelantan tres o cuatro corredores. No pasa nada. Llegamos al pueblo y antes de la recta de meta...sorpresa!! Una última rampa en la que aún me queda algo de fuerza para adelantar a un participante.
¿Viene alguien detrás? Foto: Víctor

 Los últimos metros emocionantes, el speaker anuncia mi llegada, la gente aplaudiendo y animando a rabiar...una gozada! Paro el crono en 3 horas y 51 minutos, una muestra de la dureza de esta carrera. Tardé 10 minutos menos en hacer la Donostia-Hondarribia Talaia Bidea, y eso que era de 32 km.
Llegada a meta. Foto:Monrasín
Foto:Joaquín

Clasificación General
Pues nada, ahora toca comer algo, beber, duchita reconfortante y vuelta para casa. Como empieza a ser tradición, el domingo de fiestas de Bilbao compito por la mañana y salgo de fiesta a la noche hasta que el cuerpo aguante, esta vez hasta las siete de la mañana...creo que merecido,jeje. Eso sí, andando como una bailarina sin apoyar los talones...menudo panorama!

El pie izquierdo está algo mejor...
Nada, me temo que los próximos días dejaré las zapatillas en casa y sacaré la bici de montaña...